miércoles, noviembre 03, 2004

Ser o no comer

Hoy desmitificamos: Somos lo que comemos?.
La mujer de la esquina cocina huevos fritos a su marido, quien por otro lado, nunca se quejó de infertilidad. En mi casa comemos verdurita, y todavía nadie me dice "zapalla"...

Si seguimos en ese ramo (sin irnos por las ramas) podríamos nombrar situaciones post-cena romántica, por ejemplo, luego de un alucinante plato de pollo con papas, nadie vio alguna vez que toque la puerta la vecina para pedir una tacita de azúcar y diga frases como estas: "uuuhh loca, que gallina que sos"
o bien: "qué facha tu novio, se me puso la piel de pollito"
y rematar con un "¿así que te llamás Claudio como el gallo?"

Señores, basta de ceno-fobias. Somos lo que somos...o no somos nada, el pez nada, la gallina todo, pájaro que comió, voló...y tipo que nada. ok?